Extremadura

Todo lo que imaginas, donde no te lo imaginas

Experiencias con sabor

Conoce a través de la gastronomía la esencia de esta tierra íntimamente ligada a su medio rural y paisajes.

Disfruta de múltiples experiencias relacionadas con la gastronomía:

¿Has hecho queso con tus propias manos? ¿Sabes cómo se producen el aceite de oliva y el vino? ¿Conoces la importancia de la dehesa, el hábitat donde se cría el cerdo ibérico?

En Extremadura hay cuatro itinerarios turísticos que programan actividades para todos los públicos y que explican el origen y la elaboración de cuatro alimentos fundamentales de su gastronomía: la Ruta del Queso, la Ruta del Aceite, la Ruta del Vino Ribera del Guadiana y la Ruta del Ibérico ‘Dehesa de Extremadura’.

Visitas guiadas a explotaciones ganaderas, queserías, almazaras, bodegas y secaderos de jamón. Safaris por la dehesa. Paseos entre viñedos y olivos centenarios. Actividades para “ser pastor por un día”, como el ordeño y la elaboración de quesos.

Y es que la despensa extremeña es generosa y abundante. Diez Denominaciones de Origen y dos Indicaciones Geográficas Protegidas amparan exquisiteces como la torta del Casar, los quesos de La Serena e Ibores, el cordero y la ternera de Extremadura, las cerezas del Jerte, el pimentón de La Vera y el jamón ‘Dehesa de Extremadura’, entre otros alimentos.

Reencuentro con la Naturaleza

Disfruta con una de las naturalezas mejor preservadas del sur de Europa.

A lo largo de Extremadura valles, sierras y llanos se suceden en un paisaje dominado por las dehesas y un ecosistema que combina, desde hace siglos, el respeto por el medio ambiente y los usos forestales, ganaderos y agrícolas.

Por toda la geografía extremeña existen más de cincuenta espacios protegidos, entre ellos, tres Reservas de la Biosfera (Monfragüe, Tajo Internacional y La Siberia) y el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara, territorios que tienen el reconocimiento de la Unesco.

En este recorrido por la biodiversidad de Extremadura vale la pena conocer la Reserva Natural Garganta de los Infiernos (Valle del Jerte), el Parque Natural de Cornalvo, a pocos kilómetros de Mérida, el Monumento Natural de Los Barruecos, cerca de Cáceres, y los Paisajes Protegidos de Valcorchero (Plasencia) y Castañar Gallego (Hervás).

Sin aglomeraciones, son escenarios perfectos para el senderismo, el cicloturismo y los paseos a caballo en caminos bien señalizados, la observación de aves y estrellas, la fotografía de naturaleza y los deportes náuticos en una región con 1.500 kilómetros de costa interior.

Clica a continuación y descubre más sobre la diversidad de paisajes de Extremadura.

Tesoros de la historia

Recorrer Extremadura es descubrir la historia a través de su patrimonio histórico y tesoros ocultos.

El legado de romanos, cristianos, judíos y árabes puede apreciarse en decenas de ciudades y pueblos de Extremadura. Yacimientos prehistóricos, teatros y puentes romanos, iglesias, catedrales y monasterios, alcazabas, juderías, castillos y palacios se reparten por su territorio.

Merecen una mención Cáceres, Mérida y el monasterio de Guadalupe, enclaves declarados Patrimonio Mundial por la Unesco. Entre las localidades con importantes centros históricos, cabe destacar Plasencia, Trujillo, Hervás y Coria en la provincia de Cáceres y Badajoz, Olivenza, Jerez de los Caballeros, Azuaga y Llerena en la provincia pacense.

Recorrer Extremadura es descubrir la historia a través de sus monumentos, como el puente romano de Alcántara, uno de los más imponentes de su tiempo, y el monasterio de Yuste (Patrimonio Europeo), lugar de retiro de Carlos V en el siglo XVI.

¿Sabías que en Valencia de Alcántara, en el Tajo Internacional, se localiza uno de los conjuntos megalíticos más importantes de Europa, formado por más de cuarenta dólmenes? ¿Y que la ermita del Ara, en la Campiña Sur de Badajoz, es conocida como la “Capilla Sixtina extremeña” por las escenas del Génesis pintadas en su bóveda?

Escapadas geniales con niños

Visitas a cuevas, observación de aves y estrellas, actividades en la naturaleza y muchas más propuestas para hacer con niños.

Extremadura es uno de los mejores destinos de Europa para ver aves. Déjate asesorar por el Club Birding in Extremadura, que reúne a alojamientos, guías y empresas especializadas. Estos profesionales te llevarán a los mejores lugares de observación y te guiarán por rutas a pie, en bici y 4x4. Una experiencia inolvidable para toda la familia.

Siguiendo los pasos de Julio Verne, Extremadura cuenta con múltiples cuevas y minas abandonadas para vivir una auténtica aventura subterránea con niños. Te proponemos dos:

Cuevas de Fuentes de León (Badajoz). Son Monumento Natural por su valor paisajístico y ecológico. Se visitan varias cuevas, entre ellas, la del Agua, con un lago interior y grabados rupestres.

Mina La Jayona (Badajoz). Esta vieja explotación de hierro, hoy Monumento Natural, tiene un gran interés geológico y botánico. Una Vía Verde llega hasta allí.

Extremadura tiene excelentes museos que incentivarán el interés de los pequeños exploradores como el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, que permite conocer cómo era Hispania en tiempos del Imperio Romano, o el Vostell Malpartida, creado por el artista alemán Wolf Vostell. Situado en Los Barruecos, cerca de Cáceres, los niños alucinarán con las obras de arte realizadas con automóviles, motos y televisores.

Vía de la Plata

Esta calzada romana con dos mil años de historia nos regala paisajes increíbles y un valioso patrimonio.

Esta calzada romana vertebraba el occidente de la Península Ibérica. Dos mil años después, su itinerario nos regala paisajes increíbles y un valioso patrimonio. La autovía A-66 sigue sus pasos. Y los peregrinos recorren su trazado para llegar, a pie o en bicicleta, a Santiago.

A lo largo de los 330 km de la Vía de la Plata por Extremadura, encontrarás vestigios romanos que bien valen una parada. Restos de la calzada, termas en el balneario de Baños de Montemayor y ciudades construidas en esa época, como Cáparra y su famoso arco.

Mérida, declarada Patrimonio Mundial por su conjunto arqueológico romano, es una de las joyas que encontrarás en el camino. El teatro, el anfiteatro, el puente sobre el Guadiana y el templo de Diana son algunos de sus monumentos más representativos.

El interés de la Vía de la Plata, sin embargo, va más allá del legado romano. La ciudad de Cáceres, Patrimonio Mundial, con sus bellas torres, iglesias y calles medievales, es de visita obligada. Así como los centros históricos de Plasencia y Zafra.

Además, la mejor gastronomía te acompañará durante todo el recorrido, pudiendo degustar excelentes jamones en Montánchez, Zafra o Monesterio, quesos en Cáceres, o vinos en Almendralejo y Zafra.

Escapada para dos a la Extremadura rural y urbana

¿Quieres disfrutar de una experiencia completa en Extremadura? Participa y gana una estancia en hotel 4* en Mérida, Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, una visita guiada al conjunto monumental de Cáceres y un Safari en 4x4 por la dehesa extremeña en Olivenza.

SORTEO CERRADO

Participa en el sorteo

Suscríbete a nuestro Newsletter

La dirección de correo electrónico del suscriptor.
¿Quieres mantenerte al día de los nuevos destinos para ti?